Ayer se disputó en el Campo de Fútbol Municipal de Santa Cruz de Bezana,  la segunda de las eliminatorias de semifinales, correspondiente a la fase autonómica de la Copa R.F.E.F. y que enfrentaba al C.D. Tropezón y a la U.M. Escobedo.

Previamente, en la jornada sabatina, el C.D. Laredo se aseguraba la final de esta competición al vencer a la S.D. Atl. Albericia en la tanda de penaltis (5-4).

Tradicionalmente, esta competición se le ha dado bien a nuestro equipo, cosechando grandes éxitos tanto a nivel autonómico, siendo campeón varias veces, e incluso en la fase nacional, donde ha sido subcamoeón en dos ocasiones.

Haciendo honor a esta tesitura, salieron mejor los nuestros al partido, muy enchufados e intensos. Fruto de ello, no tardó en llegar el primer gol de la tarde, cuando transcurría el minuto 8 de juego, Raúl Tresgallo, de perfecto testarazo, llevaba al fondo de las mallas un buen servicio desde la derecha.

El Trope tenía el control del partido, e incluso llevaba la inicitiva. Con esta situación se fueron ambos conjuntos a los vestuarios. Mismo panorama en el segundo periodo, un Trope dominador, y un Escobedo que trataba de salir a la contra aprovechando la velocidad de sus delanteros.

Lograron los de Camargo empatar el partido en el minuto 75, a través de un centro lateral desde la banda derecha, relizando Picón una chilena maravillosa que llevó la pelota al fondo de la portería de Jaime.

A partir de ese momento los blanquinegros comenzaron a creer seriamente que podían llevarse el botín, a pesar de que los nuestros seguían a lo suyo, aprovechando la velocidad y desborde por banda izquierda de Kevin, y el buen hacer de Hugo Vitienes entre líneas.

Cuando todos estaban convencidos de que la eliminatoria se dilucidaría en la tanda de penaltis, llegó el mazazo para los nuestros con un golazo apoteósico por la misma escuadra, obra de Samu, que llevó al delirio tanto a jugadores como a aficionados de la Unión Montañesa.

No había tiempo para la reacción, y los nuestros, sin haberlo merecido, se despedían cruelmente de la competición.

Sin duda, en Liga podrán desquitarse.

¡¡¡ Ánimo !!!