Jorge Rodríguez fue derribado claramente entre defensa y portero. El árbitro no señaló nada.

Un punto consiguió hoy el C.D. Tropezón en su visita a La Baceñuela, feudo del Ribamontán al Mar CF, al empatar 2-2 en lo que fue la jornada 9 del campeonato de liga de 3ª división.

Hubo de todo en el partido. En primer lugar queremos destacar como lo más importante el cambio de actitud y las ganas que el equipo hoy a derrochado en el terreno de juego. En algunos momentos con más acierto, y en otros con quizás menos, pero la actitud nunca ha desaparecido. Momentos de buen juego también ha habido, y muchos minutos de dominio del partido.

Hubo imprecisiones en defensa, que han costado goles, ocasiones para el rival, etc, pero siempre debemos de tener en cuenta que los rivales también juegan, y lo quieren hacer especialmente bien frente a los equipos grandes, como es el caso de los nuestros.

Otra de las cosas que han sucedido en el partido de hoy, han sido las constantes interrupciones en el terreno de juego, merced a hipotéticas lesiones o padecimientos de los jugadores locales. Llegó a ser insultante este hecho. Cierto es que el colegiado, tanto en el primer periodo como en el segundo descontó los minutos que más o menos se perdieron, pero eso no soluciona nada en cuanto a la pérdida de ritmo, intensidad y continuidad en el juego de los nuestros.

Se observaron graves errores arbitrales que han perjudicado los intereses de los nuestros, como un claro penalti sobre Jorge Rodríguez en el minuto 25 con empate 1-1 en el marcador, haciéndole un “emparedado” entre defensa y portero cuando se disponía a lanzar a puerta. Igualmente fue anulado un gol a Zarandona en el minuto 55 por presunta posición antireglamentaria que a todas luces no era, más cuando el portero había desviado con la mano un balón que acabó estrellándose en el travesaño fruto de un testarazo de Jorge.

Juan Fresno padeció especialmente el juego brusco de los locales. Tuvo que ser sustituido.

Hubo un penalti claro y bien señalado en el minuto 64, con 2-1 en contra, que Iván Zarandona lanzó para que se luciera el portero local con una buena intervención.

Hubo un zapatazo espectacular de Adrián Zorrilla que se estrelló en el travesaño en el minuto 60, y otro lanzamiento al palo, en el 88, esta vez obra del local Chus con empate 2-2 en el marcador.

Como pueden ver, hubo de todo, incluyendo ocasiones por mediación de Jorge y Fresno que no llegaron a buen puerto.

Nos quedamos con la buena disposición de los jugadores, que si siguen en esta línea de juego se encontraran más pronto que tarde con lo que hasta la fecha ha hecho poco acto de presencia, las victorias.