Luis Gómez un valuarte en el juego aérea.

Por 2-0 se impuso el C.D. Tropezón al Atl. Albericia en el desarrollo de la jornada 26 del campeonato de la regularidad, disputado en Santa Ana.

Como bien decían los técnicos de ambos equipos a la finalización del partido, ambos habían cumplido con sus objetivos. Geli aseveraba que lo importante eran los tres puntos conseguidos, de forma justa ante un buen rival que no lo puso fácil, y por su parte Abraham Pérez, más allá del resultado obtenido, dijo que se enfrentó a un “equipazo”, al que vinieron a hacer su partido, que en buen grado les salió bien, que estaba contento con el rendimiento de sus jugadores, y siendo consciente de que esta no es su liga.

Quien crea que salir airoso ante cualquiera de los rivales que a día de hoy componen el Gº III de 3ª División es tarea sencilla, y se hace desde el sofá de casa o por “wifi”, está equivocado. Los partidos hay que jugarlos, trabajarlos, y en la medida de lo posible ganarlos. Unas veces sale bien, y otras no tanto.

Humildemente, hay que valorar la racha y dinámica de juego y resultados en los últimos tiempos de nuestro representativo, aunque mejorable, como todo en la vida, es muy positiva, más teniendo en cuenta que los equipos que nos preceden en la tabla, de momento, cumplen con sus deberes y no pinchan o lo hacen muy de vez en cuando.

Desde la última derrota de los nuestros en Santa Ana, frente al F.C. Rinconeda-Polanco allá por la jornada 18, el equipo en 8 jornadas ha cosechado 6 victorias y 2 empates a domicilio.

Rafa en un momento del partido disputado frente al Alberi.

Si lo que pretendemos es que nos visite un equipo de “media tabla” como en el caso de ayer, marcar media docena de goles antes del descanso, y relajarnos en el segundo periodo, nos equivocamos de deporte y de escenario. Eso pasa en campos de 1ª División, y no siempre. A día de hoy, las victorias en 3ª valen su peso en oro, exactamente igual que las derrotas pesan como si fueran plomo.

En lo estrictamente deportivo, merecida victoria del Trope sobre el Alberi, que aún así se hizo esperar en el tiempo, tuvo cierto grado de incertidumbre por lo exiguo del marcador, pero son tres puntos que nos permiten seguir estando en la pomada con muchos puntos aún por disputarse.

Tuvo varias ocasiones para haber marcado algún gol el Trope en el primer periodo, pero como en otra muchas ocasiones, la pelota no quiso entrar o el portero rival hizo su trabajo a la perfección. El primero en avisar fue Perujo en el 21, pero su disparo lo atajó Marcos siendo a continuación Fresno el que cabeceara fuera la pelota.

En el minuto 30, fue Luis Gómez el que probó fortuna, desviando el cancerbero visitante la pelota por encima del travesaño. Sólo un minuto más tarde, en una muy buena ocasión, fue Zarandona el que impedido en buena manera por la luz del sol, disparó a puerta para que el balón diera en un rival y saliera a córner.

Eran momento de asedio del Trope sobre el área de los santanderinos, que prácticamente no pasaban de la línea de medio campo.

En el minuto 41 probó a chutar a puerta Vicky, marchándose la pelota excesivamente desviada.

Con empate sin goles en el marcador, encararon ambos conjuntos el camino a vestuarios, habiéndose mostrado el Trope muy superior en todas las facetas del juego al Alberi, pero con el mismo resultado del comienzo del partido.

Salió el Trope a resolver el partido en el comienzo del segundo, y Perujo disfrutó de una de las más claras de todo el partido, encarando a Marcos, y parando éste su lanzamiento con los pies “in-extremis”.

Pepelu, que había entrado en el terreno de juego en el segundo periodo para el Alberi, tuvo una de las pocas y más claras de los suyos en todo el partido, encontrándose con una pelota después de un desajuste defensivo del Trope, disparando a meta junto a la cepa del poste de la meta defendida por Iván.

Zaradona jugó ayer el primer periodo de juego.

Geli dio entrada a Miki en el terreno de juego en el 68, intentando explotar su velocidad frente a una defensa visitante que iba notando el paso de los minutos.

En el 71, fue Vicky el que mandó la pelota al poste, como preludio de lo que poco después sucedería. Perujo, lo intentó nuevamente con un disparo fuera en el 74. Y en ese mismo minuto, Víctor recuperó un pelota, sirviendo desde la línea de fondo al punto de penalti para que Vicky marcara a placer. Se había conseguido lo más difícil, marcar el primer gol, con apenas 16 minutos por disputarse.

Se estiraron los visitantes, y dieron algún que otro susto en sus aproximaciones a los dominios de Iván, por mediación de Nacho y Pepelu, que no estuvieron acertados de cara a gol.

El que sí consiguió certificar la victoria del Trope fue Fresno en el minuto 90, gracias a una asistencia de Perujo, consiguiendo el definitivo 2-0.